English French German Spanish Russian
Refugees' Day of the Year of Jena 2603 - EVENTOS - Foro de la Comunidad RyzomInicioInvitado

EVENTOS


uiWebPrevious1uiWebNext

#1 Multilingüe 

Multilingüe | English | Français
Refugees' Day of the Year of Jena 2603


Chiang the Strong escorts his visitor to the door of his tower. He seems very satisfied with the conversation that has just been held.
"Thank you very much Wuaoi Yai-Zhio, for agreeing to come and teach the young refugees. Knowledge is such a precious resource. They will come out of it richer. I'm going to warn all of my little yubos. I let you to gather the homins who might assist them on the trip that will follow.
— Thank you, Chiang, for all this hard work during years."

Message of Chiang the Strong
Greetings to all of you, young refugees,

Wuaoi Yai-Zhio will come on 2h - Quinteth, Folially 17, 1st AC 2603* to tell you the story of the Great Swarming and the part played by the Rangers during the Exodus.
He will then accompany you on a journey from Pyr to Yrkanis, which will give a huge boost to your progress.
We are waiting for you all, even those who have already reached the mainland, at my tower in the Rangers' camp of Silan.

Chiang the Strong

Message from Wuaoi Yai-Zhio posted in all cities.
Woren siloy homins,

Upon the Refugee's Day, we invite you to come and take part in an escort from Pyr to Yrkanis. We will leave Silan on 2h - Quinteth, Folially 17, 1st AC 2603* after a brief lecture about the Great Swarming and the Rangers' history.
In gratitude for what Chiang the Strong has done for you, come and support our young people and demonstrate your powerfulness to them.

Wuaoi Yai-Zhio



* [HRP] On Thursday 18 April 19:00:00 UTC (2 months hace). [/HRP]

#2 Multilingüe 

Eliminado por Ghost of Atys (2 months hace) | Razón: suppression du placeholder

#3 Multilingüe 

Multilingüe | English | Français | [Español] | Deutsch

Sentado no lejos de la entrada monumental de la ciudad de Yrkanis, un refugiado enrolló distraído un objeto esférico entre sus dedos. Las últimas horas habían sido física y moralmente difíciles, sintió la necesidad de revisar los acontecimientos de hoy.

En general, todo había empezado en silencio, en Silan, donde había respondido a la llamada de Chiang el Fuerte. El primer choque, sin embargo, fue que nunca había visto tanta gente reunida a los pies de la torre del comandante de Silan.



Allí, un viejo ranger llamado Wuaoi.... algo... les contó una historia asombrosa sobre un tipo llamado Oflovak Rydon, que estaba en el origen del Camino del Éxodo que unía las Tierras Viejas y las Nuevas. Pero sólo había escuchado a medias. Estaba impaciente: lo que le interesaba era pisar el suelo de las Nuevas Tierras y ver con sus propios ojos las dos grandes ciudades, Pyr y Yrkanis.

Tan pronto como apareció el guía Kami, se abrió paso entre la multitud para llegar a él y rápidamente se encontró a las puertas de Pyr, cegado por el brillante sol y cogido por la garganta por el sofocante calor. Entonces había mirado la ciudad de Pyr y se había quedado asombrado por el tamaño de la misma.



Pronto se le habían unido otros homins y finalmente se habían ido : había comenzado su primera gran aventura en las Nuevas Tierras!



Como una marea de homins, habían barrido el desierto, sus protectores dejando tras de sí un rastro de goaris, gingos y otros depredadores muertos que habían intentado pasar factura a los jóvenes refugiados, hasta que llegaron por un vórtice que conducía a las tierras matis. ¡Qué cosa tan extraña!





Una vez atravesado el extraño portal, les esperaba otra zona desértica, aunque algo menos seca.



Después de unos pocos cientos de pasos hacia el sur, habían llegado a un lugar tan hermoso que había permanecido en silencio durante largos minutos. Sus protectores habían llamado a este lugar "Cascadas de Virginia". ¡Qué maravilla!

Pero estos momentos de pura contemplación habían sido efímeros: fuertes vibraciones habían sacudido la corteza, y sus protectores de repente parecían muy preocupados buscando la causa de este movimiento de corteza.


El refugiado tembló ante el recuerdo de lo que había presenciado entonces, un remanente de terror al acecho en su interior resurgiendo.

De la corteza había surgido un enorme montículo, del que salían a raudales los pálidos y monstruosos kitins, que atacaban todo lo que veían, ya fueran homins, cuttlers o incluso otros kitins.



La lucha había sido feroz incluso para los combatientes veteranos que los acompañaban. Pero finalmente habían superado la amenaza del kitin y pudieron reanudar su viaje a Yrkanis.





Después de tal oleada de savia, el resto del viaje le pareció casi tranquilo. Unas cuantas paradas más, y tuvieron - ¡por fin! - llegaron a la vista de Yrkanis, el final de su viaje.





El viejo y sabio Ranger, Wuaoi, les había dado la bienvenida a la pequeña plaza junto al establo. Se había sorprendido por su llegada tardía a Yrkanis, y se había mostrado aún más sorprendido - y preocupado - cuando se le dijo la razón del "retraso". Antes de irse, Wuaoi había preguntado si los actuales veteranos podrían proporcionar más ayuda en los próximos días, para ayudar a los refugiados a llegar a las otras capitales de las Nuevas Tierras.


De vuelta al presente, el refugiado pensó que ya había tenido suficientes emociones por hoy. Tomando la perla entre el pulgar y el índice, el refugiado la levantó ligeramente y la inspeccionó a fondo. ¡Qué cosa tan hermosa! Con una pizca de pesar, la sostuvo en la palma de su mano y, cerrando los ojos, la rompió.

El canto de los pájaros, el aire fresco y ligeramente húmedo con un olor tan particular: no necesitaba abrir los ojos para saber que estaba pisando de nuevo el suelo de Silan.
uiWebPrevious1uiWebNext
 
Last visit mar 25 jun 2019 06:34:25 UTC UTC
P_:

powered by ryzom-api